Ir al contenido principal

Destacados

Cómo ser bueno en matemáticas

Todas las ciencias tienen una dificultad común, las matemáticas. Al igual que en los deportes, hay gente con mejores o peores genes, pero sólo se mejora con entrenamiento, y el cerebro también es un músculo, ergo, practicando y practicando mejoraremos nuestro nivel matemático. Un gran comienzo es perder el miedo a las matemáticas, y no temer fallar, cada vez que hacemos mal un problema, aprenderemos el doble si sabemos donde hemos fallado, por tanto, un gran consejo es, practicar y practicar, pero sobre todo intentar siempre entender lo que estamos haciendo. Si nos mentalizamos que las matemáticas son un lenguaje y que con cada símbolo y número queremos expresar algo, y nos aprendemos su significado tendremos ya recorrido más de la mitad de nuestro objetivo. El lenguaje matemático, es la base de las matemáticas, entender este apartado implica aprender con facilidad cualquier rama de las matemáticas... análisis (cálculo), álgebra, geometría, estadística...  Aquí os dejo un enlace donde

El virus que está acabando con nuestro planeta

Los virus arrasan con todo, se expanden sin control, son capaces de destruir su propio hábitat, e incluso cuando esto mismo, les puede llevar a su propia extinción. Los virus no entiende de especies, razas, géneros... Se desentiende de todo aquello que ha llevado a la Tierra a ser un planeta sano y habitable.

La plaga gris (rolscience.net)

Y por supuesto, destacamos a ese virus que gana a todos por goleada, ni el resto de virus juntos superan al número uno. Estoy hablando sin lugar a dudas, del ser humano. 

Nos consideramos seres inteligentes, de hecho, los más inteligentes del planeta, pero ¿Qué organismo inteligente destruye constantemente el único hogar que tiene? Todos los demás animales del planeta coexisten con la naturaleza, sus hogares se construyen en la naturaleza, no destruyéndola sino usando lo que necesitan y nada más. 

Los animales viven en los bosques sin destruirlos, creando ecosistemas nutritivos, es decir, hay un equilibrio. Los humanos destruimos bosques enteros para construir nuestras casas, destruimos ecosistemas frágiles para satisfacer nuestras necesidades. Eliminamos completamente otras especies de la faz del planeta por deporte, no por necesidad, solo por diversión. Adaptamos el entorno a nosotros, no nos adaptamos al entorno. Hemos envenenado nuestro aire y agua, y destruido el frágil ecosistema del mundo. 

Estamos llegando al punto de no retorno, actualmente somos como un cáncer en etapa tres (sé que no es un virus), estamos avanzando tan rápido que nuestro planeta pronto entrará en fase terminal y morirá. Cuando esto suceda, los niños del futuro nos preguntarán qué pasó y ¿Qué diremos?. "el dinero era lo mejor" o "no teníamos otra opción", pero realmente todos podríamos ser ese soplo de aire fresco y del cambio.

Pero en conclusión, si seguimos creando y avanzando en sociedad bajo la importancia del dinero, nuestro final como especie estará cerca.

Roberto Rol.
Comunicador y divulgador científico.

Blogs

Divulgación científica: https://www.rolscience.net

Comentarios

Entradas populares